EL PETAURO DEL AZÚCAR COMO MASCOTA

Lo que debes saber antes de comprar un petauro

El petauro del azúcar (petaurus breviceps) es un pequeño mamífero marsupial de hábitos nocturnos y expresión simpática que a simple vista puede parecer un animal de compañía original y afable. No obstante, a pesar de su amigable apariencia, los petauros son muy activos y no están adaptados a vivir en cautividad como mascotas. 

Estos pequeños animales cuentan con afiladas garras y potentes dientes, que en la naturaleza les permite trepar por los árboles y sujetarse a los troncos y ramas, además de levantar la corteza para acceder a la savia y que en tu casa les va a permitir destrozar todo lo que encuentren a su paso.

¿Cuánto cuesta un petauro del azúcar?

En España se han contabilizado durante el último año una media de 2.400 búsquedas mensuales del término “petauro del azúcar precio” y 590 para “petauro precio”. Asimismo, durante el mismo periodo de tiempo se ha registrado interés en páginas de venta de petauros, con términos como “petauro milanuncios”, con una media de 140 búsquedas mensuales y “petauro del azucar milanuncios”, con 110, entre otros.

Precio del petauro del azúcar

En algunas plataformas podemos ver que el precio del petauro del azúcar oscila entre los 100€ y los 2.000€, en función de la especie o el color del animal. Pero, antes de se comprar un petauro, se debe tener en cuenta que el coste total no se limitará al de adquisición del animal, sino que implica grandes desembolsos de dinero durante su larga vida (hasta 15 años): alimentación, calefacción, cuidados, daños que causen…

Si hablamos del precio de los petauros, debemos recordar que el precio más alto lo pagan los propios animales al vivir como mascotas: la absoluta privación de libertad a la que deberán enfrentarse el resto de su vida no les permitirá satisfacer las necesidades básicas, ni fisiológicas, ni sociales, ni de comportamiento.

petauro

¿Qué cuidados tener con un petauro del azúcar?

Como se ha comentado anteriormente, no se aconseja tener un petauro como mascota, ya que tiene unas necesidades muy complejas que difícilmente se pueden satisfacer viviendo en cautiverio. No solo se trata del complejo espacio donde habita (bosques de altos árboles para saltar entre ellos), ni la necesidad de vivir en grupo, también requiere, entre otras muchas cosas, de cuidados, espacio y alimentación altamente especializados y prácticamente imposibles de satisfacer en un entorno doméstico.

La alimentación del petauro del azúcar

Los petauros del azúcar son animales omnívoros y se alimentan, principalmente de resina, savia, néctar e insectos y sus larvas. Para conseguir resina y savia, el petauro rompe la corteza de los árboles con sus potentes incisivos, capaces de abrir agujeros en madera sólida. Son cazadores oportunistas. Así en verano, cuando los insectos, arácnidos y artrópodos son más abundantes refuerzan su dieta cazando más activamente.

La necesidad de una dieta equilibrada y adecuada supone un sobrecoste y una alimentación inadecuada ocasiona deficiencias nutricionales, graves problemas de salud y con mucha frecuencia muertes prematuras en los animales mantenidos en cautividad.

¿Qué jaula necesita un petauro?

En libertad los petauros trepan, corren y saltan entre los árboles, planeando largas distancias entre ellos (hasta 55 metros) durante la noche, en busca de alimentos; es imposible recrear este hábitat en un hogar. Se trata de un animal extremadamente activo, que no podrá satisfacer sus necesidades básicas en una jaula ni en una casa. Son muy sensibles a las corrientes y aunque parece que en libertad han llegado a adaptarse a diferentes ambientes con un rango de temperaturas relativamente amplio debido a su capacidad de entrar en torpor protegidos en sus nidos, cuando las temperaturas les resultan demasiado frías, lo más adecuado para su bienestar es mantener una temperatura constante de entre 24 y 27 grados, lo que supone un importante gasto energético.

Petauro del azúcar bebé

El petauro del azúcar bebé nace muy poco desarrollado y termina su crecimiento dentro del marsupio donde pasará alrededor de 2 meses. A diferencia de la bolsa de los canguros, la cavidad de los petauros no es grande. Esta abertura en la zona del abdomen, permite que la cría o crías (1 ó 2), de tamaño muy pequeño, alcancen el desarrollo necesario que les permita sobrevivir en el exterior. Es entonces cuando emerge al nido donde permanecerá mientras la hembra sale a forrajear. Cuando esto ocurre el macho y otros juveniles permanecen en el nido para ayudar a mantener la temperatura corporal de los pequeños.

De nuevo, nada de esto es viable en un entorno doméstico ni fuera del grupo social del propio animal.

petauro mascota

Características del petauro del azúcar

Los petauros son pequeños marsupiales nocturnos que apenas alcanzan los 20 centímetros de largo, incluyendo la cola. Pesan entre 110 y 150 gramos, siendo los machos más grandes. Las hembras, disponen de una bolsa marsupial o marsupio, donde se desarrollará el petauro bebé.

Los petauros muestran algunas adaptaciones morfológicas singulares. La más llamativa es la membrana o “patagio”, que conecta sus extremidades delanteras y traseras y les permite planear largas distancias, de hasta 55 metros, entre árboles y ramas. Esto facilita el escape o pérdida de estos animales por parte de sus propietarios, así como accidentes con frecuencia fatales para los petauros mantenidos como animales de compañía.

Otra singularidad de la especie es que, al igual que los humanos y los primates, disponen de pulgares oponibles en las patas traseras. Esta morfología hace que el pulgar pueda moverse de manera independiente al resto de dedos, facilitando el desplazamiento entre las ramas.

Como reclamo para incrementar las ventas de petauros, se han hecho selecciones artificiales para conseguir coloraciones excepcionales, como el petauro del azúcar blanco, sin que exista o tenga ningún valor genético en la naturaleza.

¿Cuánto tiempo vive un petauro?

El petauro del azúcar es un animal social que vive en grupos de hasta 7 adultos con sus crías, que oscilarán entre 8 y 15, y pueden llegar a vivir entre 8 y 14 años. Las crías, una vez alcanzada la pubertad, dejan el nido para independizarse y buscar su propio grupo.

Los petauros establecen fuertes vínculos con el resto de miembros de su grupo. Una vida en soledad y fuera de su grupo social les provocará ansiedad y estrés, dando lugar a problemas en su comportamiento y su alimentación con graves consecuencias para su salud.

Son mamíferos muy comunicativos, no solo realizando intensas vocalizaciones y sonidos para comunicarse entre sí, sino también a través de «comunicación química». Cuentan con glándulas odoríferas que emiten fuertes secreciones olorosas para marcar su territorio y, además, utilizan la información de estos residuos biológicos para obtener información de otros petauros, como por ejemplo sus características o el territorio del que proceden.

En cuanto a su comportamiento, son animales nocturnos que dedican el día a dormir en sus nidos. Por las noches son muy activos y emiten una amplia gama de potentes sonidos, unos similares a ladridos y otros como cortos gritos agudos. Los petauros utilizan estos chillidos para transmitir diferente información, como puede ser el estado del propio animal o para describir el medio que les rodea.

En la naturaleza pasan la noche cazando insectos y alimentándose de la resina de los árboles, a los que se sujetan fácilmente gracias a sus fuertes uñas para rasgar la corteza con sus potentes dientes.

Además de los destrozos que causan en entornos no adecuados, como es un entorno doméstico, si se sienten amenazados o acorralados, los petauros reaccionan mordiendo.

Cuidados del petauro del azúcar

Si buscas información sobre cómo cuidar a un petauro del azúcar, debes saber que comprar un petauro nunca va a ser una buena decisión, por todos los motivos arriba expuestos. Por muy buenas intenciones que tengamos, muy difícilmente vamos a poder recrear en nuestra casa un entorno y unas condiciones mínimamente adecuadas para estos animales.

Por ello, en muchas ocasiones, son historias que terminan trágicamente, con petauros escapando o muriendo bajo nuestro cuidado por accidente, enfermedad o malnutrición, y con personas sobrepasadas por la situación. Llegando en ocasiones a tomar la siguiente mala decisión y abandonando a los petauros en la naturaleza, con el peligro que supone para la vida del animal y el riesgo que conlleva para los ecosistemas autóctonos.

¿Se puede tener un petauro como mascota?

La popularidad de estos animales está creciendo por su aparente imagen de mascota sociable y divertida. A pesar de que por el momento la venta de petauro del azúcar no está penada en España, en las Islas Canarias, por ejemplo, está prohibido tener un petauro del azúcar como mascota por tratarse de una especie invasoraEl petauro pasó en 2019 a catalogarse como animal “preocupante para la región ultraperiférica”, quedando prohibida su nueva tenencia (aunque se permiten aquellos ya mantenidos y censados con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley), venta, transporte, comercialización e introducción en la región canaria, con el objetivo de proteger la biodiversidad del archipiélago. 

Su rapidez a la hora de criar ha hecho que el número de ejemplares en España aumente velozmente. Esto ha provocado que numerosas instituciones medioambientales hayan manifestado su preocupación por los graves daños al medioambiente que una proliferación descontrolada de estos animales podría producir. Por ello, el Comité de Flora y Fauna Silvestres del Ministerio para la Transición Ecológica recomienda que el petauro de azúcar deje de ser legal en España.

Petauros, Listado positivo y ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales

Con la aprobación de la ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales el pasado 28 de marzo, la legislación española en esta materia se refuerza. De esta forma, se aprueba la regulación de la tenencia de animales de compañía a través de Listados Positivos. Desde la entrada en vigor de la ley, el gobierno dispone de 24 meses para el desarrollo reglamentario de la ley, en el cual se establecerá un comité científico responsable de la elaboración de los Listados Positivos. A partir de este momento, el gobierno dispondrá de 12 meses para la publicación del Listado Positivo de Mamíferos, y de 30 meses para los demás Listados (aves, reptiles, anfibios, peces e invertebrados).

El comité científico elaborará los Listados Positivos en base a criterios de bienestar animal, seguridad ciudadana, salud pública y medioambientales, a la hora de establecer las especies que pueden ser mantenidas como animales de compañía y asegurar que aquellas no adecuadas, como primates y otros muchos mamíferos exóticos, dejen de estar presentes en los hogares españoles.

Si el petauro finalmente no se incluye en el Listado Positivo de animales de compañía, ya no será posible su tenencia. Las necesidades de los petauros son complejas de satisfacer. Pero además ya se han constatado riesgos para el medio ambiente, como ha ocurrido en las Islas Canarias, donde se catalogó como animal “Preocupante para la región ultraperiférica” en 2019 y se prohibió la tenencia del petauro del azúcar como mascota por considerarla especie invasora.  

Aun así, la recién aprobada ley nacional de protección animal establece que, para aquellos animales en que se demuestre su tenencia con anterioridad a la aprobación del listado positivo de animales de compañía que les corresponda y que se demuestren condiciones de tenencia adecuadas, esta podrá ser autorizada, debiendo solicitarse esta excepción a la autoridad competente en un plazo máximo de seis meses desde la aprobación del listado positivo que les afecte.

NUESTRAS CAUSAS

La UE es uno de los mayores mercados de animales de compañía exóticos.

Con frecuencia los animales son sacados del la naturaleza y traficados ilegalmente.

Luchamos por conseguir la prohibición del uso de animales salvajes en circos.

Ayúdanos a dar un futuro mejor a primates y otros mamíferos exóticos

¡Súmate a la causa!

Suscríbete a nuestro boletín

SI AMAS A LOS ANIMALES,
QUIÉRELES LIBRES

#AMORTOXICO

Este proyecto de AAP cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU.