Filipa – Analizando el comportamiento animal

Filipa recuadro

Una cara nueva.

Filipa Paciência trabaja como una de las nuevas biólogas del comportamiento en AAP desde mayo de 2022. ¿Cómo es ser nuevo en un grupo? ¿Y cómo funciona realmente con los animales de AAP, cuando los introducimos en un grupo de congéneres? Filipa nos lo cuenta.

Tu corazón se acelera… Sientes curiosidad, timidez, excitación y un poco de nerviosismo. ¿Quién no reconoce esa sensación cuando entras en una habitación llena de gente desconocida el primer día de tu nuevo trabajo? Las nuevas experiencias sociales no son fáciles para nadie: pueden tener consecuencias imprevisibles y asustar un poco. Sin embargo, son esenciales para los primates, incluidos los humanos.

El comportamiento social nos ayuda a establecer relaciones de cooperación y asociación, por ejemplo cuando somos nuevos en un grupo. Pero también nos permite mantener estos vínculos cuando ya formamos parte de él. ¿Y qué sucede cuando hay un conflicto? Entonces el comportamiento social ayuda a reparar los lazos. Como una de las nuevas biólogas del comportamiento de AAP, yo y mis nuevos colegas también pasamos por un proceso de presentación social. Y puedo deciros de antemano que ¡fue muy positivo!

Tiempo y dedicación

El proceso de introducción social de animales en AAP, en el que los presentamos a uno o más congéneres, requiere tiempo, dedicación y estrategias bien pensadas. Nuestro equipo de cuidadores de animales, veterinarios y biólogos del comportamiento hacen todo lo posible para que las presentaciones se desarrollen de la mejor manera posible. Están siempre disponibles para guiar a los animales y prestarles los cuidados que necesitan. Durante el proceso de introducción, los animales aprenden importantes habilidades sociales los unos de los otros. Por ejemplo, desarrollan habilidades de comunicación, pero también aprenden a jugar, a acicalarse y a defenderse.

Gracias al trabajo de personas como Filipa en AAP, animales como estos babuínos pueden vivir en compañía.

Una vez que un animal ha encontrado su sitio en el grupo, nos centramos en el siguiente animal que necesita nuestra ayuda. Porque echarse una mano unos a otros es quizá el aspecto social más importante de la vida.

Filipa Paciência

Bióloga del comportamiento.

Más noticias