EL MONO TITÍ COMO MASCOTA

Lo que debes saber antes de comprar un mono tití

El mono tití es el mono más pequeño del mundo. Su diminuto tamaño y su aparentemente simpática apariencia lo han convertido en el primate más popular. Sin embargo no es buena idea tener un mono tití como mascota, ya que tiene un carácter muy fuerte, en cautividad sufre enormemente y puede suele aumentar su tasa de agresividad en cautividad y es imposible domesticarlo.

¿Se puede tener un mono tití como mascota?

La tenencia de primates, y del mono tití en particular, está restringida en muchos países, ya que en su mayoría se trata de animales cazados de forma furtiva e ilegal. En España la tenencia de titís y de primates en general, está prohibida desde la entrada en vigor de la ley 07/2023 de Protección de los Derechos y el Bienestar de los Animales, el pasado septiembre de 2023, y hasta la aprobación y publicación del Listado Positivo de mamíferos, donde presumiblemente quedarán fuera y no será posible su tenencia, siguiendo el consenso científico en la materia.

Mono tití bebe

El tráfico ilegal de este animal y su creciente comercialización como mascota contribuyen a que las poblaciones de este primate se estén reduciendo, poniendo en riesgo su conservación.

A pesar de su apariencia, adquirir un mono tití como animal de compañía puede causar graves problemas. Su carácter fuerte, su personalidad dominante y su naturaleza nerviosa conllevan a que tener este animal en casa sea una pésima decisión.

Son imposibles de domesticar, muy ruidosos y aumenta su nivel de agresividad en cautividad. Frente a cualquier amenaza, como puede ser la simple presencia de cualquier persona, tienden a atacar llegando a morder. Tener un mono tití en casa les condena a una vida en cautividad, que hará que desarrolle problemas físicos y comportamentales, como artrosis por falta de ejercicio, ansiedad, estrés, agresividad… Los monos tití no son mascotas ni pueden llegar a serlo.

Titís, Listado positivo y Ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales

La tenencia de primates como animales de compañía siempre ha sido muy criticada debido, como se ha explicado, a la imposibilidad de satisfacer en un entorno doméstico las necesidades tan complejas de estos animales. Con la aprobación de la ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales el pasado 28 de marzo, la legislación española deja claro que los primates no son animales de compañía. Así, desde la entrada en vigor de la ley, en septiembre de 2023, y hasta la aprobación del Listado Positivo correspondiente, queda prohibida la tenencia de primates como animales de compañía debido a criterios de peligrosidad y a la necesidad de aplicar un principio de precaución en materia de conservación de la fauna silvestre amenazada.

Mientras, el gobierno dispone de 24 meses para el desarrollo reglamentario de la ley y, a partir de ahí, dispone de otros 12 meses para la elaboración del Listado Positivo de mamíferos y 30 meses para el de los demás Listados Positivos (aves, reptiles, anfibios, peces e invertebrados) en base a criterios de bienestar animal, seguridad para las personas, salud pública y medioambientales. El desarrollo de los Listados Positivos corresponderá a un Comité Científico-Técnico que evaluará las distintas especies en función de los riesgos que su tenencia supone para la seguridad ciudadana, la salud pública, el medio ambiente, la conservación de las especies y el bienestar de los animales, decidiendo así su inclusión, o no, en el Listado Positivo.

Características del tití

El tamaño del mono tití los convierte en los más pequeños del mundo. Su cuerpo (sin contar la cola) apenas mide entre 14 y 16 centímetros de media, cabiendo en la palma de una mano. Además, no suelen superar los 140 gramos de peso. Su cola oscila entre los 15 y 20 centímetros, superando el tamaño del cuerpo, ya que la utilizan para mantener el equilibrio.

Comportamiento del mono tití

Cuando hablamos de este primate hay que recalcar que se trata de un animal muy territorial y tiende a atacar a individuos ajenos a su grupo de congéneres. Los supuestos lazos afectivos que puedan establecer con personas nunca serán los adecuados, que deberían establecer con los miembros de su especie lo más posible. Además, las altas vocalizaciones a través de potentes chillidos y el fuerte olor corporal forman parte de su manera natural de comunicarse, ya que utilizan secreciones de diferentes glándulas para marcar su territorio.

Los machos tienen un papel principal en el cuidado del mono tití bebé, aunque el resto de miembros del grupo (hembras y subadultos) también se implican en su cuidado. Son animales altamente sociales que crean estrechos vínculos con los miembros de su grupo, por lo que separarles del mismo para acabar en una casa les provoca importantes traumas psicológicos. En consecuencia, canalizan y redirigen su frustración mediante mordeduras, arañazos y marcando con heces y orina el espacio que habitan.

Mono titi adopción

Cómo cuidar un mono tití

Si estás buscando información sobre cómo cuidar un mono tití en casa, debes saber que un mono tití no es apto para tenerlo como animal de compañía. Por naturaleza, se trata de un mamífero que necesita vivir en grupos de entre 5-15 individuos, por lo que vivir en un  entorno solitario afecta negativamente a su estado mental. El hecho de vivir en solitario puede conllevar que el animal desarrolle un comportamiento especialmente agresivo al llegar a la edad adulta. La solución de adquirir un segundo tití tampoco resultaría una buena opción, dado que los titís son animales muy territoriales y no aceptan bien la incorporación de nuevos miembros a la unidad familiar, defienden su territorio con gritos y ataques frente a los extraños.

Por otra parte, los titís, como cualquier otro primate, son animales muy curiosos y activos. Necesitan estímulos para ejercitarse tanto física como mentalmente, por lo que muchos de los individuos que viven en cautividad acaban sufriendo estrés y aburrimiento, con consecuencias seriamente perjudiciales para su salud física y mental.

Los cuidados del mono tití

Como se ha comentado anteriormente, no se aconseja tener un tití como mascota, ya que tiene unas necesidades muy complejas que difícilmente se pueden satisfacer viviendo en cautiverio. No solo se trata de la necesidad de vivir en grupo, también requiere, entre otras muchas cosas, de cuidados, espacio y alimentación altamente especializados y prácticamente imposibles de satisfacer en un entorno doméstico.

Hábitat del tití

Los titís viven en los bosques tropicales de países de la región del Amazonas, como son Brasil, Perú, Ecuador o Colombia. Crean sus nidos en las ramas más altas de los árboles, donde sus depredadores no pueden alcanzarlos. Resulta difícil recrear un hábitat así en nuestros hogares y aunque cuentes con un amplio espacio e intentes acondicionarlo de la mejor manera posible, nunca cumplirá con los requisitos que estos pequeños primates necesitan.

¿Qué come el mono tití?

Los titís siguen una alimentación muy variada, donde predominan las hojas, frutas, insectos, hongos y, de forma ocasional, arañas y pequeños reptiles. La comida favorita de estos primates es la savia de los árboles, que les sirve como fuente de alimentación. Para conseguirla, clavan sus afilados dientes en la corteza y absorben. También utilizan sus garras punzantes para hacer surcos y para atrapar insectos. Por ello, mantenerlos en cautiverio como animales de compañía no es viable y una de las múltiples consecuencias negativas de esta mala decisión es que terminarán causando grandes destrozos en tu hogar.

Mono tití doméstico

¿Cómo se reproduce el tití?

Los grupos son muy territoriales y jerárquicos. Por ello, cuando el grupo se crea, la pareja formante asume una posición dominante y será la única pareja reproductora. La hembra dominante inhibe mediante feromonas la ovulación del resto de hembras del grupo. Suelen dar a luz 2 crías cada vez.

La madurez sexual la alcanzan entre los 15 y 18 meses de edad y el periodo de gestación es de unos cinco meses. Gracias a la cooperación de todo el grupo el éxito de cría es mayor, creándose vínculos muy fuertes entre el mono tití adulto y la cría. A los 5 meses son destetados y completan su desarrollo al año de edad. Alrededor del año y medio comienza la dispersión de su grupo natal de los jóvenes adultos para crear nuevas familias.

¿Cuál es el precio de un mono tití?

En España durante el último año se han contabilizado más de 1.800 búsquedas mensuales relacionadas con el precio de este primate, bajo el término «mono tití precio». Durante el mismo periodo de tiempo también se ha registrado una media de 260 búsquedas mensuales del término «comprar mono tití con papeles», lo que suma un total de más de 2.100 búsquedas de intención de compra de este animal.  En algunas plataformas de venta se encuentran ofertas de monos tití, a pesar de que su compra-venta sea ilegal. También se conocen múltiples estafas asociadas a la adquisición y adopción de titís. Sin embargo, lo que mucha gente no se para a pensar es que el coste por comprar un mono tití no se resume en el coste de adquisición del animal, sino que implica grandes inversiones durante toda su vida: alimentación, cuidados, adaptación del entorno, arreglo de daños y un largo etcétera y multitud de problemas físicos y psicológicos para el pequeño primate.

Al margen del coste económico, la tenencia de estos animales puede implicar un serio peligro para las personas del hogar y visitantes, dado su fuerte carácter y su agresividad, que aumentan con la cautividad, así como por la posibilidad de transmitir enfermedades.

Si hablamos de precio, no podemos olvidar el alto precio que supone para los titís el haberse convertido en uno de los mamíferos exóticos más solicitados como animales de compañía. Los animales que sobreviven a su captura deberán enfrentarse a una triste vida de absoluta privación en la que no podrán satisfacer sus necesidades más básicas, con todas las consecuencias devastadoras que esto les producirá a nivel físico y mental, y separados de sus familias de por vida.

El precio que paga el tití por convertirse en tu mascota es su propia vida.

Tipos de mono tití

Existen 47 especies diferentes de este primate. El tití común es el más conocido, posee orejas blancas y peludas y cuerpo color grisáceo y pardo. Sin embargo, también destaca por ser una de las mayores víctimas de la búsqueda de mascotas exóticas.

Otros tipos se distinguen por sus colores llamativos, como el tití león dorado, con un pelaje de tonos ocres y rojos; o por su aspecto carismático, como el tití cabeciblanco o tamarino algodonoso, con tupé blanco y colores grises y castaños. Entre el mascotismo de exóticos, destaca también el mono tití pigmeo, el más pequeño del mundo.

Mono tití león dorado

Otras preguntas sobre primates

¿Qué monos se pueden tener en casa?

Ningún mono se puede tener en casa. A pesar de lo que su apariencia pueda sugerir, la adquisición o adopción de un mono tití como mascota conlleva casi siempre graves problemas. Su carácter fuerte, su personalidad dominante y su naturaleza nerviosa suponen que tener este animal en casa sea una pésima decisión. Muchas de las especies de titís están protegidas en sus países de origen y su tenencia contribuye al tráfico ilegal.

Además, en España, queda prohibida la tenencia como animales de compañía de todos los primates, desde la entrada en vigor de la ley 07/2023 de Protección de los Derechos y el Bienestar de los Animales, hasta la aprobación y publicación del Listado Positivo al que corresponde la especie, es decir, mamíferos. Presumiblemente los primates quedarán fuera de los Listados Positivos y no será posible su tenencia, siguiendo el consenso científico en la materia.

 

¿Cómo criar un mono tití en casa?

Un mono tití no se puede criar en casa. Vivir en cautividad, sin relaciones sociales con su grupo y en un entorno poco estimulante que nada tiene que ver con su hábitat natural les afecta gravemente a nivel de desarrollo físico y psicológico. Asimismo, son animales muy nerviosos, que tienden a ser agresivos al crecer y son imposibles de domesticar.

¿Cuál es el mejor mono para mascota?

Ninguno. Los primates no son aptos para vivir como mascotas. Necesitan vivir en libertad en su hábitat natural y junto a su grupo familiar para no desarrollar problemas psicológicos. Son muy territoriales, ruidosos y cuando se sienten amenazados tienden a atacar y morder.

NUESTRAS CAUSAS

La UE es uno de los mayores mercados de animales de compañía exóticos.

Con frecuencia los animales son sacados del la naturaleza y traficados ilegalmente.

Luchamos por conseguir la prohibición del uso de animales salvajes en circos.

Ayúdanos a dar un futuro mejor a primates y otros mamíferos exóticos

¡Súmate a la causa!

Suscríbete a nuestro boletín

SI AMAS A LOS ANIMALES,
QUIÉRELES LIBRES

#AMORTOXICO

Este proyecto de AAP cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU.