El mapache
en los Países Bajos

Todo sobre el enfoque respetuoso de AAP
con los animales.

Cómo tratar a los mapaches

Cada vez que los mapaches aparecen en la televisión o las noticias, multitud de opiniones aparecen. En Países Bajos hay una población abundante de mapaches en el medio natural pero los mapaches son especies exóticas invasoras que no pertenecen a Europa. De hecho la política en la UE es de eliminar del medio natural todas las especies exóticas invasoras.

En Países Bajos ha sido posible establecer un acuerdo por el que AAP puede acoger a todos los mapaches posibles aparecidos en su territorio, siempre que se trate de poblaciones manejables y aisladas. En nuestras instalaciones de  AAP Almere, los mapaches son esterilizados y socializados para, después, buscarles un lugar adecuado (normalmente zoológicos) donde puedan vivir de forma permanente.

Un futuro para los mapaches

¿Quieres ayudarnos a cuidar a estos animales? Una pequeña contribución supone una gran diferencia para ellos.

Preguntas y respuestas - Mapaches en los Países Bajos

Desde el 3 de agosto de 2016, el Reglamento 1143/2014 sobre especies exóticas de la UE se aplica a una serie de plantas y animales exóticos perjudiciales, denominados especies exóticas invasoras (EEI). Para cada una de las especies de esta lista, se ha llevado a cabo una amplia investigación, especialmente sobre su nocividad. Uno de los mamíferos de esta lista, la llamada lista de la Unión Europea, es el mapache (Procyon lotor). Como Estado miembro de la UE, los Países Bajos están obligados por ley a eliminar de forma permanente estas especies exóticas invasoras del medio ambiente. La finalidad es evitar que el mapache se instale en este país y cause daños a las especies autóctonas. En los Países Bajos, las provincias están obligadas a organizar dicho control. El cómo lo hagan depende de ellos. AAP teme que esta fragmentación no contribuya a un enfoque eficaz y aboga por una política nacional e internacional para las especies exóticas invasoras. Mientras no sea así, instamos a las provincias a adoptar una política lo más respetuosa posible con los animales y a ofrecerles acogida. Aceptar que los mapaches campen a sus anchas va en contra de la ley y suprimirlos del Reglamento sobre especies exóticas de la UE no es una opción realista.
Es una cuestión moral. AAP no cree que sea correcto matar animales sanos que no son responsables de su liberación en Europa. Por eso damos acogida a los animales e intentamos reubicarlos. Los zoológicos, a diferencia de la mayoría de los cuidadores privados, son perfectamente capaces de ofrecer buenas condiciones a los mapaches. Son muy ingeniosos, se adaptan enseguida y pueden tener una buena vida en un zoológico. Si no es posible una vida en la naturaleza, creemos que esta es la mejor alternativa. Esta solución también encaja bien con el Reglamento sobre especies exóticas, que establece que se debe evitar a los animales cualquier dolor, tensión y sufrimiento durante el control.
Cuando las provincias optan por un enfoque respetuoso con los animales y, por tanto, cumplen la política obligatoria, es razonable que los costes de AAP se reembolsen (en parte). Por lo tanto, somos un socio del gobierno provincial y aplicamos dichas políticas. Los costes facturados son nuestros costes netos de esterilización, desparasitación, otros tratamientos médicos y controles durante el periodo de cuarentena y los 30 días de atención en el área de mamíferos. La mayoría de los mapaches permanecen más tiempo en AAP. Estos costes adicionales los cubrimos gracias nuestros donantes. En resumen, el reembolso de las provincias no cubre los costes totales. No es que precisamente nos sobre dinero.
En Alemania, el mapache ya está establecido de manera oficial y, por tanto, entra en una categoría diferente a la de los Países Bajos. Ya no es realista eliminar a todos estos animales, pero Alemania está obligada a garantizar que no se propaguen a otros Estados miembros de la UE, como los Países Bajos (véase el artículo 19 del Reglamento sobre las EEI). Por lo tanto, la evaluación del riesgo y el enfoque son diferentes en cada país. El mapache supone una amenaza para valiosas especies autóctonas en muchas zonas, como las aves de pradera protegidas y las aves no voladoras en los Países Bajos. Por ello, AAP apoya la política de evitar que los mapaches se instalen aquí, pero también considera que es su deber abogar por una alternativa al sacrificio de animales.

Eso es cierto, aunque todavía no sea el caso. En Limburgo, la Sociedad de Mamíferos lleva atrapando mapaches en la naturaleza desde octubre de 2019 y hasta ahora se han capturado menos de diez al mes. A este ritmo, AAP puede manejar fácilmente la afluencia. Mientras haya espacio en AAP y en los lugares de nuestros socios de reubicación, no hay razón para detener este enfoque hasta que se eliminen las pequeñas poblaciones locales. En Güeldres, se calcula que todavía hay una decena de mapaches, de los que se podría ocuparse sin problemas. Las investigaciones han demostrado que los animales capturados hasta ahora en Limburgo no están relacionados con la población alemana. Por lo tanto, no es un simple «borrón y cuenta nueva» y no es necesario utilizar plaguicidas nocivos para los animales contra los mapaches en los Países Bajos.

Cuando ya no hay pequeños grupos locales de mapaches, sino una población creciente que también se instala en los Países Bajos desde los países vecinos, la acogida en su forma actual ya no es suficiente. Pero, aunque la acogida y la reubicación ya no sean suficientes, AAP sigue estando en contra del sacrificio. En Alemania, donde se dispararon a más de 200 000 mapaches hasta 2020, la población está creciendo entre un 15 % y un 20 % anual y está resultando incontrolable. Además, muchas cacerías salen mal y otros animales (como los tejones) pueden morir de manera accidental. Simplemente, los animales salen perjudicados, con todo el sufrimiento que ello conlleva. AAP espera un avance en el campo de la anticoncepción práctica, que es objeto de muchas investigaciones en todo el mundo. Sin embargo, una solución ideal no está todavía sobre la mesa.
Cualquier persona que vea (rastros de) un mapache puedes informar de ello con una foto y la ubicación en www.wasberenmeldpunt.nl. Si resulta ser un mapache, se intentará capturarlo vivo con una trampa. Si te encuentras con una jaula trampa de este tipo en la naturaleza, no la toques. Un animal capturado en una jaula trampa equipada con un sensor será trasladado rápidamente a un santuario o centro de acogida.
Vídeos de mapaches en AAP